Portada / Home
 
Quienes somos
 
Donaciones necesarias
 
Cómo donar
 
Donaciones recibidas
 
Carta del Arzobispo
 
Progreso del proyecto
 
Vídeo Asilo Camagüey


Mons. Adolfo Rodríguez Herrera

Monseñor Adolfo Rodríguez Herrera, camagüeyano, nacido en la ciudad de Minas en 1924, pastoreó la iglesia camagüeyana del 1964 al 2002, convirtiéndose en el primer arzobispo camagüeyano y su primer obispo nativo. La labor desempeñada por Monseñor Adolfo durante esos largos años es inconmensurable.

Como párroco de la ciudad de Vertientes, inauguró tres colegios parroquiales y un dispensario médico. Siendo ya Arzobispo de Camagüey, bajo su iniciativa y liderazgo entre otras muchas cosas, se logró la restauración de la Catedral, se fundó el Hogar Padre Olayo, y se rescató la procesión del Santo Sepulcro.

Inspiró a muchos sacerdotes camagüeyanos, entre ellos a los actuales obispos Mons. Wilfredo Pino Estévez, de Guantánamo-Baracoa y a Mons. Álvaro Beyra Luarca, de Bayamo-Manzanillo.
 

Fue uno de los obispos firmantes de la carta pastoral "El amor todo lo espera". Presidió la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba y la Comisión Justicia y Paz que condenó públicamente el fusilamiento de tres jóvenes que robaron una embarcación para salir del país.

Falleció en mayo de 2003 a los 79 años de edad y actualmente se encuentra en proceso de beatificación.